Las primeras fotos que hice y me apasionaron y cautivaron en la fotografía fue hace más de 12 años cuando vivía en la multicultural Barcelona, allí empezó toda esta mágica relación con la fotografía. Con el paso de los años aprendí que la fotografía es sensibilidad, sentimiento y emociones, las cuales revelan la esencia de las personas. Otro factor muy importante, no solo en la fotografía, sino en la vida misma, es el tiempo, el cual no se detiene, no da chance, la vida no tiene pausa, si perdemos la oportunidad de retratar los momentos especiales de nuestras vidas no habrá otra oportunidad ni máquina del tiempo que nos vuelva al pasado. Con el paso del tiempo estos momentos especiales se convierten en la historia de nuestra vida, desde que nacemos hasta que morimos: recuerdos  invaluables, no tiene precio alcanzable alguno, su valor es puro sentimiento.

Imagínense una vida sin fotografía, como podría acordarme exactamente de la primera foto de André,

de su nacimiento o de su primer mes y cumpleaños, o el embarazo de mi esposa,

el primer gol de Damián, la primera actuación que asistí, nuestra primera navidad, el viaje a Lunahuana,

nuestro primer mundial.

La fotografía ha sido la fiel compañera del hombre desde su invención, la fotografía hace perdurar los instantes más maravillosos de nuestras vidas y mientras avanza el tiempo esos momentos inolvidables se convierten en tesoros invaluables.

/!\ error getUserIDFromUserName. /!\ error empty username or access token.
Warning: Invalid argument supplied for foreach() in /home/content/10/9656410/html/maka/wp-content/themes/photome/lib/custom.lib.php on line 555